Comunicados

Segmentación y personalización de servicios para viajeros

Viajar es una forma de descubrir, por inmersión, la vida en un nuevo escenario. Es un caudal de conocimientos y posibilidades para el crecimiento personal.

El ocio tiene un antecedente biográfico en la vida de la gente y se encuentra en los juegos de la infancia. Los momentos dedicados a hacer lo que apetece dan una continuidad a las primeras interacciones con algún aspecto de la realidad. Las preferencias personales se entremezclan con la cultura asimilada por cada uno y eso pone las bases del gusto por viajar.

Entre las actividades de ocio destacan especialmente los viajes

La multiplicación de los canales de información impulsa en la misma proporción la necesidad de conocer algunos lugares nombrados en los contenidos que nos atraen. El viaje termina por ser la confirmación material de una localización que previamente ha llegado a nosotros como un dato. Si se vincula a una idea especialmente emotiva viajar se transforma en un redescubrimiento del propio viajero.

Se ha producido una integración de servicios turísticos, bien por la compra de paquetes completos o por comprar al mismo proveedor servicios variados que antes se adquirían independientemente. Es habitual que el viaje y el alojamiento se compren juntos como puede verse en holidayconfirm.com. Sobre esta base es de esperar que en los próximos años se añadan opciones que hoy ni siquiera se conocen.

El cliente puede tener unas características especiales que influyan en la forma de requerir una utilidad que atienda una necesidad. Los viajes de personas solas se han hecho populares por aprovechar un mercado creciente de solteros de alto poder adqusiitivo.

Los viajes singles están de moda, se vence la dificultad que representa la organización de un viaje cuando todas las ventajas parecen establecidas para grupos de al menos 2 personas y para el turismo familiar.  Los descuentos en hoteles son el reclamo con mayor poder de enganche en un paquete turístico. Tocan el capítulo de mayor costo económico en un viaje de duración aproximada a una semana.

Servicios incorporados de forma natural al paquete turístico

Los viajes pueden disfrutarse mucho más con un fin específico añadido a todos los que se puedan dar en una visita a un lugar de interés. Los congresos científicos, las actividades culturales, la exploración del mundo natural o la fotografía pueden ser estos alicientes añadidos que hacen destacar una experiencia en un destino alejado de la residencia habitual.

El viajero independiente que trae organizadas sus actividades en el nuevo destino también requiere de servicios que puedan facilitarle cumplir con sus planes. Un ejemplo es el alquiler de coches en Menorca, la libertad de desplazamiento que da un vehículo amplía los lugares de interés que se pueden visitar y multiplica la utilidad del tiempo empleado en la estancia. Es sin duda un elemento sustancial en el aprovechamiento y buen recuerdo del viaje.

La industria del turismo está en permanente evolución, integra los cambios sociales y estilos de vida diversos. Para los países en los que ocupa una parte significativa del PIB es un puntal básico para la creación de nuevos puestos de trabajo. La actividad en el sector servicios está menos condicionada a una pérdida de puestos de trabajo por sustitución tecnológica.

La creatividad al incorporar nuevos elementos que hagan del viaje una experiencia de gran valor para el cliente es el reto que tiene por delante el turismo en el siglo XXI. El acceso a la información ya ha sido un paso muy importante, y todo lo que pueda imaginarse para actividades de tiempo libre es susceptible de ser añadido. Los clientes son quienes juzgarán la oportunidad de cada oferta sobre viajes y turismo, ellos siempre tienen la última palabra.

 

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top