Comunicados

Qué es la leche sin lactosa y quién debe beberla

Cuando se habla de la leche sin lactosa y el tipo de personas que deberían consumirla, es importante hacer referencia a que una alergia a la lecha y la intolerancia a la lactosa son dos cosas diferentes. Las personas que son alérgicas a la leche, experimentan una reacción adversa a una o más de las proteínas que se encuentran en la leche. Esta reacción puede ser desde un malestar estomacal hasta urticaria o incluso la muerte.

Cosas que debes saber acerca de la leche sin lactosa

Un dato que es muy relevante con respecto a este tema de la leche sin lactosa es que hasta un 3% de los niños experimentan alergia a la leche, sin embargo, en la edad adulta ese porcentaje disminuye a solo 1%. Ahora bien, la intolerancia a la lactosa no es en realidad una alergia, sin embargo ocasiona molestias digestivas y diarrea.

Las personas que experimentan la intolerancia a la lactosa no tienen capacidad de descomponer la lactosa, que es un tipo de azúcar natural que esta presente en la leche. También es interesante mencionar que desde siempre se ha conocido la intolerancia a la lactosa, sin embargo, solo hasta hace pocos miles de años las personas en el norte de Europa desarrollaron una mutación que permitió a su sistema digestivo, producir lactasa, que en este caso es una enzima presente en el intestino, que tiene la capacidad de descomponer la lactosa.

En la actualidad, la mayoría de las personas en todo el mundo continúan siendo intolerantes a la lactosa. Y mientras que las personas que son alérgicas a la leche, deben evitar por completo su consumo, las personas que son intolerantes a la lactosa, si pueden tomar leche, pero solo si ingieren lactasa junto con la leche. La forma en la que se puede consumir este leche puede ser en forma de píldoras o también mezclando directamente en la leche.

Diferencias en cuanto al sabor y duración

La leche sin lactosa suele tener un sabor algo más dulce que la leche normal debido a que la azúcar de la lactasa se divide en dos azucares simples, la glucosa y la galactosa. Los azucares simples tienen un sabor más dulce en la lengua que los azucares complejos.

En cuanto a la duración o caducidad de la leche sin lactosa, es importante decir que tiene una vida útil más prolongada que la leche convencional. Se calcula que la lecha sin lactosa puede durar hasta 60 días en comparación con los 7 a 16 días como medio que dura la leche normal.

Esto es un beneficio adicional para las compañías ya que la leche libre de lactosa no tiene una rotación tan rápida en las tiendas debido a que no existe una demanda tan alta como en el caso de la leche regular.

La incidencia a la lactosa se incrementa conforme se envejece y se sabe que se presenta con más frecuencia en personas de ascendencia nativa americana afroamericana, asiática y mediterránea. También es un hecho que algunas personas pueden tolerar una pequeña cantidad de lactosa en su diaria, pero otras sin embargo no pueden hacerlo.

 

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top