Comunicados

Vestuario y elementos de protección que necesitarás para realizar tu nuevo trabajo

Tanto en verano como en el resto del año el paro sigue bajando en España recuperando poco a poco unas cifras que no se veían desde el 2009. Muchos de los puestos de trabajo exigen ataviarse con una indumentaria en concreto para desempeñar las tareas de manera segura proporcionándote una protección que permanecerá intacta durante el transcurso de toda la jornada laboral. Así pues, en caso de que seas de los afortunados que han conseguido un empleo es de vital importancia saber qué vestuario conviene comprar antes de dar comienzo a tus labores, recomendando los profesionales la adquisición de dichos artículos en una tienda de suministros industriales que dispone de todo lo necesario para tu seguridad en el día a día del trabajo.

Lo primero que debe ser valorado es el nivel de ruido existente en el empleo en cuestión. Si se trata de una obra es imprescindible contar con unas orejeras de protección que mantendrán tus tímpanos en perfecto estado por muy elevados que sean los decibelios de la maquinaria utilizada: taladros, perforadoras, caladoras y un largo etcétera. Al desempeñar tareas como obrero es probable que también tengas que lidiar con bastante polvo en el ambiente y otras partículas que, en caso de penetrar en la boca, podrían acarrear problemas evitables por completo colocándote previamente una mascarilla con respirador, la cual también es ideal para trabajar con componentes químicos impidiendo que los gases hagan de las suyas. Las máscaras más avanzadas disponen de una especie de válvula que permite una correcta respiración sin que el calor se acumule en demasía, aspecto que es sinónimo de comodidad a la hora de trabajar.

Protección y vestuario son dos aspectos que resultan de muchísima trascendencia sobretodo al llevar a cabo ciertas labores, siendo un claro ejemplo el trabajo de mozo de almacén. Mes tras mes son muchísimas las empresas que contratan a nuevos empleados con tal de que carguen y trasladen pesadas mercancías, desde cajas con electrodomésticos hasta bidones repletos de una considerable cantidad de material. Es por ello que los profesionales de la medicina recomiendan comprar una faja cuyo cierre sea regulable con tal de adaptarla perfectamente a tu cuerpo, reduciendo enormemente el riesgo de lesiones tan molestas como la lumbalgia. Además, los músculos gozarán de un mayor rendimiento en términos mecánicos incrementando tu eficiencia en el trabajo.

Uno de los empleos más peligrosos para la integridad física de los trabajadores es aquel que tiene lugar en las alturas. Afortunadamente el paro en dicho sector también se ha reducido notablemente, aunque los suertudos que se han hecho con un puesto en él deben ataviarse con un arnés anticaídas y otros elementos imprescindibles como son las poleas y las cuerdas de seguridad. Al efectuar labores desde tantos metros de altura es importantísimo cada paso realizado con los pies, por lo que es fundamental disponer de un buen calzado cuya suela impida los resbalones.

Otro de los sectores que no ha acusado en demasía los problemas del paro y que año tras año incorpora a miles de profesionales es el de la sanidad. Y es que por mucha crisis económica que se haga patente en la sociedad la misma siempre necesita recurrir a médicos que traten adecuadamente con sus dolencias, requiriendo todos ellos la disposición del vestuario idóneo. Nuevamente la movilidad vuelve a ser trascendental, por lo que el personal sanitario tiene que ataviarse únicamente con elementos que le permitan realizar sus tareas sin limitaciones en este sentido, desde batas y casacas hasta pantalones anchos y zuecos que faciliten la transpiración de los pies.

Indistintamente del sector del que hayas pasado a formar parte los guantes son esenciales si las tareas se realizan empleando tus propias manos. El material de los mismos debe ser escogido en función de las labores en cuestión: neopreno para el manejo de elementos acuáticos, fibra HPPE en caso de tratar con objetos cortantes, etcétera. De esta manera al final de la jornada ambas manos estarán en buen estado sin que haya surgido alguna de las heridas que acostumbran a hacer acto de aparición al llevar a cabo este tipo de acciones sin la protección que brindan unos buenos guantes, desde simples ampollas hasta dolorosos cortes.

Algunos de los elementos comentados hasta ahora son obligatorios, exigiéndose su disposición durante la realización de todas las tareas llevadas a cabo en determinados trabajos, mientras que otros vestuarios solamente se recomiendan pensando en la integridad del empleado. Independientemente de si cuentas o no con el requisito de ataviarte con un accesorio de protección es muy importante valorar la prevención de riesgos laborales adquiriendo los materiales que han sido creados en base a las necesidades de cada sector y a los peligros con los cuales todos ellos han de lidiar. Solamente así te asegurarás de llegar a casa sin ningún contratiempo físico provocado por tu trabajo.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top