Comunicados

El Tarot como un método para desarrollar todo el potencial de la mente humana

Una guía a través de la historia de una de las formas de adivinación más antiguas de Europa.

El tarot es una baraja de naipes compuesta por setenta y ocho cartas y también es un medio adivinatorio además de un determinado tipo de cartomancia.

Si seguimos el principio de sincronicidad que estableció el famoso filósofo Carl Jung, que además estudió a fondo el tarot, deberíamos convenir que la mente humana puede intuir el presente pasado y futuro de las personas. Esta teoría o principio le valió muchas denostaciones de los ámbitos científicos, pero el filósofo insistió en ello y en denominar inconsciente colectivo a la mucha información que la mente de las personas atesoramos  por el mero hecho de existir, una mente de la que, según Jung, no aprovechamos ni un veinte por ciento.  

Si a esta información que poseemos de forma intuitiva se le dan una serie de reglas es posible que los métodos adivinatorios existan. Es difícil establecer el origen del Tarot, pero ha llegado información hasta nuestros días de que ya lo usaron los cátaros en la Edad Media y también en la cultura de Occitania, aunque se cree que fueron los gitanos los que lo propagaron burlando a la Inquisición, que, como es sabido, persiguió todo tipo de rito que no estuviera comprendido en el oscurantismo católico de la época.

El primero en acuñar una baraja de tarot fue el Duque de Milán, Don Filippo Maria Viscont en el siglo XV. Hoy en día esta baraja se conserva en la Universidad norteamericana de Yale, pero para saber más de este curioso personaje puede leerse su biografía online en  una página web dedicada a las biografías que atesora vidas fantásticas con otras que han sido vinculantes con el devenir de la humanidad.

Consultar tarot gratuito en la red, un vehículo para la expansión de la consciencia

El tarot como método adivinatorio ha sido, a lo largo de la humanidad, uno de los más escogidos por aquellos que ante una disyuntiva vital o simplemente para aclarar dudas respecto a su persona en determinadas circunstancias, han decidido usarlo.

La comunidad científica ha sido siempre la más renuente ante este método y todos aquellos que dicen poder predecir el futuro de las personas, puesto que los científicos niegan la facultad de las personas para poder saber cosas de las demás sin tener acceso a información.

En la actualidad el tarot gratuito se puede consultar de manera online, a través de una aplicación para móvil o tratar de entenderlo como un vehículo para la expansión de la conciencia que es como lo define Alejandro Jodorowsky, el escritor chileno que vive en París y tira las cartas en un café de la ciudad del amor de forma gratuíta, por lo que acumula largas listas de espera.

Desde páginas en la red se advierte a los usuarios que ante una tirada de cartas no debe haber lugar ni para la superstición ni tampoco para el escepticismo y que antes de realizarla debemos concentrarnos muy bien en la pregunta que vamos a realizar, puesto que el Tarot es un vehículo, pero la respuesta sobre las cosas está en nosotros mismos aunque a veces no sepamos o podamos dilucidar la.

Todos sabemos que existen tarotistas que lo usan de modo perverso para inculcar en el consultante ideas tóxicas, aprovechando la ingenuidad o ignorancia de la gente, para beneficio propio o con el solo fin de hacer daño, pero el Tarot también puede ser un punto en el que apoyar la existencia, una forma de conocernos más a nosotros mismos o que nos haga considerar otros puntos de vista y mantener cierta precaución ante algunos actos. Y es que como dijo Alejandro Jodorowsky, el escritor del libro de La vía del Tarot,  que parece comprender lo que hay en este método de adivinación tan usado en todos los lugares de Europa: “El tarot es un espejo de nuestras verdades subjetivas pero no de las verdades absolutas”.

 

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top