Tecnología

¿Qué es un Servidor VPS? Guía práctica

Dentro de los modelos que existen actualmente de alojamiento web para páginas web y blogs tanto si nos referimos a aquellos que son creados o dirigidos por particulares, como también los que son utilizados por grandes empresas del sector, nos encontramos con los servidores VPS, los cuales cuentan con una serie de ventajas frente a los habituales. En esta guía vas a aprender todo lo relacionado con los VPS, desde qué es, hasta sus ventajas y hacia quién va dirigido este tipo de alojamientos web.

¿Qué es un servidor VPS?

Los VPS (Virtual Private Server) son, traducidos al español, servidores virtuales privados. Por lo general, cuando una persona contrata un servicio de hosting a una empresa de alojamiento, va a compartir un servidor con otros usuarios y aunque cumpla los requisitos de la contratación, tanto de la transferencia de datos, como de la velocidad, no obtendrá un servicio tan dedicado como con los que aquí estamos definiendo. En el caso de los servidores virtuales privados o VPS, la calidad de la conexión y de los requisitos es extrema, asegurando que la CPU y la RAM sean exactamente los contratados por la empresa de hosting por lo que el cliente siempre recibirá lo que ha pagado. Estos VPS van a estar dedicados a un solo usuario por lo que podrá instalar las aplicaciones que desee en su sistema operativo.

Ventajas e inconvenientes de un servidor VPS

Cuando hablamos de los servidores VPS, nos estamos refiriendo a una de las escalas más altas dentro de la calidad de un servidor de hosting, ya que conseguimos que, por un precio asequible, nuestra página o páginas tenga todas las características que precisamos, siendo ideal sobre todo para empresas de eCommerce u otras organizaciones que necesitan un gran potencial. Antes de empezar a hablar sobre las ventajas e inconvenientes, podemos ver en este top de proveedores virtuales algunas de las empresas de VPS más valoradas y que pueden ayudarte a seguir esta guía.

Aunque los servidores vayan a encontrarse situados en el mismo hardware, los VPS van a trabajar independientemente, consiguiendo de esta manera que en cada uno de ellos se pueda instalar el sistema operativo que el cliente necesite, como también aquellas exigencias que el usuario va a necesitar, desde una velocidad específica como también un almacenamiento contratado. Estos datos van a venir dados según la tarifa que se haya contratado y asegura que, en el caso de que uno de los servidores falle, el resto conseguirá seguir funcionando independientemente a lo que ocurra con el resto. Claro está que en el supuesto caso que lo que falle sea el hardware, todos los servidores darían problemas, pero, sin embargo, actualmente las empresas de hosting se guardan las espaldas creando copias de seguridad de forma periódica para evitar que los datos de sus clientes queden eliminados.

Cabe volver a destacar que siempre se va a recibir los requisitos mínimos que se han contratado, ya que el hardware es el que trabaja con estas especificaciones y tan solo va a variar (a mejor) en el caso de que algunos de los servidores se encuentren no operativo. Por otro lado, en el caso de que exista un ataque de malware a uno de los servidores, el resto quedará totalmente libre de problemas afectando solo a dicho VPS, algo que también ocurre con los fallos del sistema operativo instalado en cada servidor, por lo que para trabajar con ellos se precisa que se tengan conocimientos al respecto. Este puede llegar a ser un punto negativo dentro de las características de los VPS, sin embargo, las opciones son muy amplias de configuración y por lo tanto, merece la pena. En el caso de los alojamientos compartidos, es la propia empresa la encargada de configurar y gestionar cada uno de los puntos importantes del servidor y no pueden ser modificados por el usuario, tan solo en ciertos aspectos.

¿A quién beneficia más un servidor virtual privado?

Los usuarios que se van a decantar por un servidor virtual privado son aquellos que cuentan con los conocimientos suficientes para trabajar con este tipo de alojamiento privado, ya que pueden modificarlo y estructurarlo tal y como ellos mismos desean. Si se trata de un usuario amateur, no solo puede significar que le cueste mucho más su utilización, sino que puede cometer fallos en los que el VPS deje de funcionar, necesitando soporte de los especialistas de la empresa contratada.

Por otro lado, las empresas más exigentes son aquellas que van a requerir estos servidores, siendo para ellas más recomendable por el aumento de tráfico y la necesidad de mantener en todo momento su página en activo.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top