Comunicados

Seguros para móvil: ¿Interesan?

Asegurar el móvil tiene sus pros y sus contras. Analizarlos te ayudará a saber si es una buena idea en tu caso.

Cuando compramos un nuevo teléfono móvil, o si hacemos un contrato con una operadora que nos lo subvenciona, cada día es más habitual que nos pregunten si queremos hacernos un seguro. Nos hablan de las ventajas de hacerlo, para que en caso de que ocurra un accidente, no nos quedemos sin nuestro nuevo terminal. Aunque no nos hablan de los posibles inconvenientes que pueden tener. Por eso, es importante saber si realmente nos interesa o no comparando todos los puntos.

No todos los seguros son iguales

Lo primero que se tiene que saber es que hay distintos tipos de seguro movil. Normalmente podemos dividirlos en dos grupos. En el primero encontramos aquellos que solo cubren accidentes como golpes o caídas que pueden destrozar la pantalla, o que se moje por algún motivo. El segundo grupo de seguros es más completo y se encarga de reponer el teléfono en caso de robo. Algunas veces hasta puede cubrir los gastos de llamadas o uso fraudulento.

Ventajas de contratar un seguro para tu móvil

Al igual que ocurre cuando contratamos un seguro para caso o en el coche, en el caso del móvil nos puede sacar de más de un apuro cuando ocurre algo. Si te has gastado una pequeña fortuna en un terminal de gama alta y por cualquier motivo este se rompe, con toda seguridad no podrás volver a gastar tanto dinero de nuevo. Un seguro que lo arregle todo puede ser una buena idea.

Si contratas un seguro con cobertura de robo, aunque es evidente que no le gusta a nadie que se lo quiten por lo menos sabrás que no te quedarás sin teléfono. Si además cubre el uso del terminal por parte de quien se lo ha llevado, puedes evitar una factura muy abultada o que te impliquen en algún delito.

Puntos negativos de los seguros de móvil

Por contra, hay que tener en cuenta que el precio que hay que pagar por tener el móvil protegido hará que tu cuota telefónica sea mayor. A veces se puede integrar en la factura, aunque esto no exime de tener que rascarse el bolsillo,

Por otro lado, hay que asegurarse muy bien de cuáles son las coberturas que cubre el seguro que contratamos. A veces pensamos que estamos cubiertos frente a algo, y una vez que nos ocurre nos dicen que no. O se busca cualquier excusa para librarse de pagar los desperfectos. Por ejemplo, algunos seguros no pagan los gastos de envío al servicio técnico o la reparación, solo las piezas.

También debes saber que hay algo que no cubre ningún seguro. Si pierdes tu móvil, no podrás pedir a la compañía que te den uno nuevo gratis. Puede que pienses en denunciar como si hubiera sido un robo, aunque se trata de un fraude y si se descubre puedes tener problemas.

Cómo elegir un seguro para móviles

Si después de valorar los puntos a favor y en contra te decides por contratar un seguro, mira muy bien precios y condiciones antes de hacerlo. En la letra pequeña es donde se encuentra la clave para determinar si realmente te interesa o no, así que tómate el tiempo que te haga falta para tenerlo claro.

Piensa en una cosa: si el seguro anual es equivalente a lo que te ha costado el móvil, quizás no interese contratarlo. En caso de que tengas un teléfono de gama alta, sí que puede ser ventajoso cubrirse en caso de que un accidente o un robo te deje sin tu pequeña joya.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top