Comunicados

¿Cómo tener un patio rústico y grande en espacios pequeños?

Aunque parezca un juego de palabras sin resolución final, sí es posible aumentar visualmente el espacio pequeño disponible en la parte trasera de su casa. Construir un patio de estilo rústico no tiene por qué ser difícil, y lo mejor es que ni siquiera necesitará gastar mucho dinero. Las ventajas de tener un patio son demasiadas. Sirven para compartir en familia, pasar el rato con amigos o hasta para organizar una fiesta con piscinas o inflables. Si el espacio está disponible, ¿por qué no aprovecharlo para construir un patio a la medida de sus requerimientos?

Quizá el término “construir un patio” no sea el más adecuado. Más bien, se trata de una reconversión de un espacio ocioso hasta llegar a ser un espacio soñado, bien cuidado y que motive al compartir. A continuación, varios consejos para que el patio sea el centro de atención de la casa, y no un punto donde depositar lo que ya no usa.

Utilizar el elemento por antonomasia de lo rústico

No caben dudas de que para que un patio tenga ese aspecto rústico que tanto gusta es necesario contratar los servicios de un instalador de hormigón impreso. Las dos principales ventajas de este material tienen que ver con la personalización y con los bajos precios.

Los bajos precios de instalación no sólo son parte del ahorro, sino que también lo son los gastos de mantenimiento que, pese a la exposición a las inclemencias climáticas, se mantendrá durable, útil y en buen estado durante un tiempo prolongado.

Entre tanto, la personalización sirve para obtener el color y la textura deseados. Si se quiere crear un choque visual, o se quiere inmiscuir al hormigón en el ambiente. Dos cuestiones que quedan a criterio del propietario y que sólo con este material pueden hacerse realidad.

Crear el efecto rústico

Una empresa de Pintores en Barcelona comenta que para dar el aspecto rústico a un patio es necesario jugar con los colores, bien sea creando una yuxtaposición de los elementos naturales con los artificiales, o bien sea dejándose llevar por el paisaje y colocar un color similar en las paredes y cercos para aumentar la sensación de espacio.

Lo rústico a menudo va acompañado de piedras, de puntas que no cuadran. No obstante, estos pintores profesionales dicen que sólo la combinación de colores bastaría para lograr esos efectos, pudiendo sólo acompañarse con el último punto distintivo: la grama.

La alfombra natural de su patio rústico

Al igual que en esos estilos rústicos de la escuela inglesa tradicional, la grama es un factor dominante en los jardines. Si se opta por la natural, es de saber que deberá pasar buscando en una ferretería online una podadora. Algunas son tan fáciles de usar que compensan el gasto y harán ver que es mejor la grama natural que el gasto excesivo e innecesario de decantarse por grama artificial.

Si se tienen niños en casa, y se les quiere dejar el patio como un sitio para jugar, es recomendable optar por instalar un telefono inalambrico cerca del lugar. Así, ante cualquier eventualidad ellos podrán estar en comunicación con los adultos, si se diera una situación.

Recordar siempre que los espacios necesitan vitalidad antes que belleza, ya que la primera potencia a la segunda. Por eso, utilizarlos, compartirlos, es la mejor forma de decorar. Tener el espacio más bonito pero no utilizarlo es una situación vergonzosa.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top