Comunicados

Cómo mantener a tus seres queridos siempre contigo

La vida está llena de situaciones complejas y difíciles, repleta de cambios que se deben afrontar. Desde niños nos preparan para esos cambios y aprendemos a aceptarlos como parte fundamental de la vida.

Nos preparan para crecer, ser adolescente, estudiar y luego para trabajar; vemos películas y series, escuchamos canciones e historias sobre el amor, el tiempo, la desilusión, la felicidad y, obviamente, nos cuentan acerca de la muerte y lo difícil que es.

El fallecimiento de alguien importante para nosotros siempre ha sido y será un momento complicado en la vida de todo ser humano. Viene acompañado de un sinfín de sensaciones y emociones que convergen en un mismo acontecimiento.

Pérdida = Duelo

La palabra duelo refiere dolor y es un proceso que ocurre ante cualquier pérdida bien sea del empleo, de alguna relación de pareja o del hogar; y no solamente ante el fallecimiento de algún ser querido. Por lo que este proceso también se inicia ante estas situaciones.

Durante el proceso de duelo se pasa por diversas etapas que son necesarias para que el doliente pueda afrontar por completo la situación. Sufrimiento, tristeza, culpa, rabia, arrepentimiento o sorpresa son algunos de los sentimientos más comunes que se viven en este proceso. Es importante destacar que la intensidad de estas etapas dependerá del tipo de pérdida y de lo repentino de la situación.

Por ejemplo: si una persona tiene un familiar enfermo durante mucho tiempo, y fallece, es un proceso que se vive con menor intensidad, en comparación, con aquella persona que afronta la muerte de un ser querido en un accidente de coche. En ambas situaciones, los familiares pasarán por un proceso de duelo, pero en el primer caso, la persona tiene mayor cantidad de tiempo para asimilarlo.

El duelo tiene una duración variable, pues dependerá de la situación específica de cada doliente. Sin embargo, existe el duelo patológico, el cual es un proceso que excede los tres años, tiempo en el que la persona no logra regresar a la rutina y eso genera problemas en su vida cotidiana.

Afrontar el duelo de forma saludable

El doliente debe pasar por cinco etapas, las cuales no tienen un orden específico; el estar en una etapa no garantiza que no se retroceda a alguna de las otras. Las etapas son: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

El proceso de duelo llega a su fin cuando la persona logra asimilar por completo la pérdida, retornando a su vida cotidiana: Para cumplir con este cometido se recomienda pasar por cuatro metas que no son sucesivas y pueden darse simultáneamente:

  • Aceptar la realidad de la pérdida: Realizar actividades y cumplir con rituales que ayuden a la persona a reconocer lo que sucedió y a aceptarlo no solo intelectualmente sino también desde la emoción.

 

  • Trabajar con las emociones: Es natural sentir dolor ante estas situaciones, por lo que es importante, conocerse a sí mismo a sus emociones y aprender a manejarlas.

 

  • Adaptar el entorno: Ocurre después de unos meses y esta tarea se relaciona con reacomodar todos aquellos roles y funciones que tenía el fallecido.  

 

  • Recolocación emocional: Recuperar actividades que se realizaban antes del fallecimiento. Esta meta también sirve para prepararse para esas fechas especiales como: días de cumpleaños, navidades, aniversarios, etc.

Aceptación de la muerte = Olvido

Es importante destacar que llegar a la aceptación plena no significa olvidarse del ser querido, sino entender y asimilar la situación que ocurrió para poder continuar con su día a día. Incluso es saludable recordar a su ser querido y todas las buenas experiencias que vivió con él.

Esto se puede lograr por medio de fotos, visitas a los restos o reuniones familiares en fechas especiales; pero, en la actualidad, existe una opción mucho más original de permanecer cerca de nuestros seres queridos: colgantes para guardar cenizas.

Así es, se pueden comprar joyas para guardar las cenizas de tu ser querido y, así, recordarlo y mantenerlo cerca. La empresa Por Siempre ofrece apoyo, en este sentido, de una forma especial, a aquellas personas que están pasando por ese momento tan difícil.

Las personas solemos agarrarnos a cosas tangibles, símbolos que representen el de una forma física los recuerdos más satisfactorios de nuestra vida. Por ello, qué mejor que una joya personalizada que podamos llevar con nosotros, junto con la esencia de nuestros seres queridos.

No trabajan solamente con colgantes para cenizas, sino que también diseñan y venden: urnas, llaveros, pulseras, diamantes y cuadros para cenizas. Asimismo, comprendiendo que todo tipo de pérdida es una experiencia complicada, la empresa también toma en cuenta las joyas para cenizas de mascotas.

Finalmente, la empresa Por Siempre contempla la importancia del apoyo psicológico para el proceso de duelo, por lo que ofrece un servicio de psicología mediante videoconferencia, con la finalidad principal de brindar una atención completa a sus clientes que les ayude a mejorar su calidad de vida, a pesar de las adversidades.

 

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top