Comunicados

Los procesos automatizados son decisivos para el crecimiento de las PYMEs

Si busca crecimiento en su empresa, la automatización es la clave.

Hace décadas que en las empresas se conoce bien este factor. La automatización de los procesos es un elemento clave para lograr que la fabricación de un producto resulte eficaz, sostenible y rentable. Sin embargo, la automatización suponía unos costos que no todos se podían permitir. Hasta no hace mucho, los recursos y las tecnologías que hacían realidad el proceso de automatización han estado fuera del alcance de aquellas PYMEs sin la solvencia ni el apoyo financiero necesario para embarcarse en una operación de tal envergadura. Afortunadamente, hoy en día el escenario ha cambiado y esos procesos están al alcance incluso de las empresas más modestas, por lo que ha llegado el momento de planteárselo en serio. Si el objetivo de su factoría es el crecimiento, la respuesta la hallará en la automatización.

El concepto ‘automatización’ tiene muchos significados y puede interpretarse y llevarse a cabo de modos muy variados. Por ejemplo, con las start-ups, donde lo habitual es que haya una carencia de personal y un exceso de trabajo para los implicados, es esencial recurrir a sistemas automatizados para agilizar procesos y gestiones necesarias.

Hay muchos tipos de software, de apps y de otros programas online que pueden emplearse para quitarnos de encima aquellas tareas necesarias pero sencillas que nos roban tiempo, con la confianza de que el proceso automatizado las lleve a cabo correctamente. De hecho, gracias a la aparición de plataformas crowdfunding como Indiegogo o Kickstarter, y a la facilidad de acceso a diversas tecnologías y aplicaciones a través de Internet, el proceso de fabricación puede verse también beneficiado por distintas soluciones de automatización, incluso por parte de pequeñas empresas.

No obstante, en la industria, muchas personas siguen convencidas de que implementar un sistema de automatización está solo al alcance de los más grandes. El cambio de paradigma aún no se ha establecido en la mentalidad de quienes forman este gremio, a pesar de que a día de hoy la tecnología que permite la automatización de una forma asequible está disponible para que las PYMEs puedan alcanzarla sin esfuerzo. La dificultad, sin embargo, reside en que, al no ser conscientes de que las soluciones de automatización para las pequeñas empresas existen y están a su disposición, no tienen en cuenta los beneficios que les podrían proporcionar. Las factorías pequeñas no conocen la tecnología que podrían estar aplicando, y ni siquiera saben cómo ni dónde acceder a ella. ¿Qué tipo de sensores escoger? ¿Qué tipo de cables de control deben utilizarse? ¿Debería considerarse el uso de robots en el proceso de fabricación?

La línea que separa a las empresas que pueden invertir en automatización de las que no, ha ido disminuyendo gradualmente. Detrás de este cambio de paradigma encontramos una fuerza motivadora que caracteriza a los emprendedores y creadores que no tienen miedo a la innovación. Estas personas son capaces de considerar todo el proceso de manera global, valorando la aportación de estas tecnologías clave, con el objetivo de optimizar los resultados. Alexandru Duru, de Omni Hoverboards es un buen ejemplo de ello. Tras haber fabricado el primer aeropatín, o hoverboard, real, en la historia, puede contemplar el proceso completo, de principio a fin, conociendo cada detalle del desarrollo de la manufacturación para aplicar soluciones de automatización y lograr que su empresa crezca.

La automatización en una factoría no debería ser directamente rechazada por las PYMEs, dando por sentado que se trata de un proceso muy costoso, fuera de su alcance. Como hemos expuesto, se trata de una opción realista y viable que debería considerarse seriamente, si lo que se desea es apostar por el crecimiento de la compañía.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top