Comunicados

Legalización a la vista para las escorts

Estas mujeres podrían estar a un solo paso de ser consideradas al fin trabajadoras autónomas a efectos legales.

La práctica y sobre todo la publicidad relacionada con el servicio de compañías ofrecidos por las denominadas de forma profesional como “escorts” (mujeres que venden su cuerpo a cambio de dinero, como si de un trabajo corriente se tratara) ha causado durante mucho tiempo un gran revuelo en gran cantidad de ciudades y comunidades autónomas, ya que se considera puede afectar de forma negativa en gran cantidad de ámbitos, llegando a suponer un problema social. Siempre a medias tintas entre lo legítimo y la ilegalidad, el que este tipo de mujeres puedan ofertar de forma libre según qué tipo de servicios eróticos (o incluso enmascarar algunos tantos de índole plenamente sexual entre ellos) y que además puedan hacer cualquier tipo de publicidad sobre ello a través de distintos canales sin apenas restricciones, ha sido constantemente tema de debate, llegando hasta su punto más álgido quizá en el año 2016.

Fue precisamente el año pasado cuando el gobierno empezó a contabilizar la gran cantidad de dinero que movían este tipo de mujeres que, por supuesto, trabajaban como escorts de forma totalmente voluntaria, aumentando en gran medida el producto interior bruto (PIB) del país, y avivando aún más si cabe la opción real de legalizar dicha actividad al completo para que las mujeres puedan declarar sus gastos, pagar los impuestos pertinentes, etc. Tal y como si de otro trabajador autónomo al uso se tratase.

Escorts legales: servicios y propuestas más habituales

La realidad es que, pese a lo truncado del tema y la complicación que este representa (sobre todo por la sombra de la ilegalidad que siempre se cierne sobre dicho sector) para la sociedad, cada vez estamos más cerca de ver un futuro donde las escorts puedan trabajar libremente, y de forma legal: desde Escortsfactory están totalmente de acuerdo con esta premisa, ya que dentro de este ámbito existen gran cantidad de posibilidades que van mucho más allá de las simples relaciones íntimas con las que se suelen relacionar (de forma errónea, por cierto) más típicas de las prostitutas.Para empezar, entre los servicios ofertados por este tipo de féminas no tiene por qué incluirse ningún tipo de elemento sexual, pudiendo llegar a ser contratadas para otro tipo de servicios como por ejemplo el de acompañante a ciertos eventos, ayudarte a hacerse pasar por tu pareja en un momento dado, etc. Cabe destacar que la mayoría de estas trabajadoras son señoritas con mucha clase, estudios, con buena educación, modales, etc. Y que además suelen disponer de un trabajo principal que les otorga sustento, y tan solo utilizan esta vía como método secundario complementario a su vida cotidiana, por puro entretenimiento y ocio personal, autosatisfacción, etc.

Por supuesto, y al ser una práctica totalmente voluntaria son las propias mujeres quienes decidan qué hacer, así como qué clientes aceptar y cuáles no, etc. Pudiendo aceptar y rechazar cualquier tipo de propuesta según sus intereses, pretensiones y/o necesidades. Asimismo, será ella misma quien disponga de distintas tarifas para los distintos tipos de servicios, pudiendo llegar a cifras muy importantes de más de cinco números: son las denominadas como escorts de lujo.

Observando dichas cifras tan súmamente altas, y la enorme cantidad de dinero que mueve un sector tan básico y antiguo como es el caso, el gobierno sabe que puede (y debe) encauzarlo de alguna forma para convertirlo en algo beneficioso para la ciudadanía (así como las propias escorts) en un futuro, aunque aún le quedará mucho camino por recorrer para que se pueda eliminar el estigma negativo social que suele haber en torno a este tipo de prácticas. El tiempo dirá si la legalización de las escorts es al fin un hecho o tan solo algo irreal que no se puede alcanzar.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top