Comunicados

La importancia de un buen descanso, hablemos del sueño

El descanso en el sueño, es probablemente una de las cosas más importantes de nuestro día a día. En el caso de los adultos, la media recomendada de descanso es de unas 8 horas. Si analizamos fríamente las horas recomendadas, podemos pensar que nos pasamos un tercio del día durmiendo y para hacerlo aún más frío si cabe, quiere decir que si viviéramos unos 90 años, 30 les hubiéramos pasado durmiendo. Sin embargo en algunos casos no resulta para nada fácil llegar a esa cantidad de horas, ya que muchas veces cuesta conciliar el sueño y cuando casi lo conseguimos, ha llegado la hora de levantarse.  

El sueño es tan importante que un mal descanso es malísimo para la salud, aumentando el riesgo de sufrir infartos, derrames o incluso provocando obesidad. Muchos científicos a lo largo de la historia han estudiado los trastornos provocados por no dormir las horas adecuadas durante un largo periodo de tiempo y los resultados son aterradores, llegando a producir en algunos casos la propia muerte.

Malos hábitos o desajustes en cuanto al horario, son los principales culpables de que no se pueda llevar a cabo el descanso de manera correcta, sin embargo existen algunos trucos o algunas recomendaciones que podemos llevar a cabo para poder conciliar el sueño de la mejor de las maneras. Esto es algo bastante importante ya que el sueño, según los expertos no se recupera y una noche perdida en cuanto a descanso se refiere, no se repone durmiendo más durante el día siguiente o mediante una siesta.

El mejor consejo que se puede dar, es tratar de tener un horario y respetarlo al máximo. La regularidad en cuanto a las horas de sueño se refiere, debería de ser un estándar, aunque muchas veces por cuestiones de trabajo, turnos rotativos y demás, se hace imposible cumplirlo. También otras recomendaciones pasan por no hacer comidas copiosas, evitar bebidas energéticas y productos con cafeína por la noche o tratar de interactuar con dispositivos electrónicos desde la cama, ya que el campo de luz que estos emiten resulta perjudicial a la hora de dormir. Realizar ejercicio durante el día, también ayuda a que el cuerpo se canse y necesite de manera más urgente un desacanso. Algunas de estas recomendaciones son fáciles de cumplir ya que no tienen dificultad alguna, sin embargo otras se presentan como más complicadas porque simplemente se escapan a nuestras manos. Cambio de turnos en el trabajo, horas extras o tener un día de muchas preocupaciones que nos impide pensar en otra cosa.

Por este motivo, existen algunos productos que podemos tomar para ayudarnos a conciliar el sueño, desde remedios naturales, como complementos de melatonina o por ejemplo tilas, para ayudar a relajarnos y a descansar con mayor facilidad. Gracias a esto, conseguiremos que meternos en la cama suponga más un descanso que un esfuerzo y sentirnos mucho mejor y más renovados al día siguiente. Haber dormido mal, ya no es una excusa.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top