Comunicados

La ganzúa: todo lo que se necesita saber sobre la herramienta predilecta de los cerrajeros

Tan indispensable como un balón para jugar al fútbol. La ganzúa es la herramienta predilecta del oficio de la cerrajería en la actualidad. Conocer cada uno de sus tipos es importante no sólo para quienes trabajan o quieran trabajar en esta profesión, sino para clientes que quieran contar con herramientas propias.

Con una historia tan extendida como la de las llaves, las ganzúas han formado parte del ámbito de la seguridad doméstica desde hace mucho tiempo. Hasta el día de hoy, son una de las herramientas más eficaces para todos los cerrajeros. En España, un buen trabajador de la cerrajería debe conocerlas y manejarlas con un nivel que roce la excelencia.

¿Qué es una ganzúa?

La ganzúa es una herramienta utilizada para abrir los sistemas mecánicos de las cerraduras, tanto de inmuebles como de coches. Tal como afirma un cerrajero Barakaldo, aprender a usarla es similar a aprender a cocinar, ya que no existe un manual exacto ni medido sobre los procesos para abrir puertas, sino que todo queda en manos del tacto, la paciencia, la visión y hasta el oído del profesional encargado.

Lo que sí, la ganzúa ha pasado a formar parte del as herramientas imprescindibles de un cerrajero porque permite abrir todo tipo de cilindros de seguridad. Son estos propios trabajadores del ramo los que recomiendan utilizar cerraduras anti-ganzúas para las casas, ya que dejan sin poder de acción a los delincuentes que, por desmérito de las legislaciones, pueden adquirir libremente estos utensilios.

Las funciones principales de la ganzúa

La función estrictamente principal de esta herramienta es abrir cerraduras. No importa si la tienen unos cerrajeros en Getxo Vizcaya o unos en Badajoz. Lo que cambia drásticamente es la finalidad de esta apertura.

En el caso del oficio profesional de la cerrajería, la finalidad es solventar un problema para sus clientes. Este problema puede ser extravío de llaves, atasco de cerraduras o cilindros por falta de mantenimiento, haber dejado las llaves dentro del coche, entre otros.

En el caso contrapuesto, las ganzúas se utilizan como un método de apertura de cerraduras con fines delictivos. Sin embargo, son cifras irrisorias dada la complejidad que tiene aprender a usarlas con total nivel de excelencia.

Tipos y utilización de cada uno

Un buen cerrajero San Sebastian argumenta que para cada cerradura hay un tipo diferente de ganzúa. La traducción literal de esta afirmación tiene que ver con que el adelanto tecnológico ha permitido personalizar la fabricación de ganzúas dependiendo las necesidades de los clientes, mayormente personas dedicadas al oficio de apertura de cerraduras con fines lícitos.

No obstante, a nivel general existen dos grandes modelos de ganzúas: las de gancho, y las de punta de diamante.

En el caso de las ganzúas de gancho, que a su vez son las más conocidas, se usan para la mayoría de las cerraduras tradicionales. Esto porque sus ganchos permiten abrir el cilindro con un desplazamiento de todos los pistones a la vez.

A pesar de ello, las cerraduras modernas no permiten que sus pistones puedan moverse todos a la vez, sino que es menester utilizar una ganzúa de tipo diamante, que en compañía de un tensor, va desplazando uno a uno cada pistón del cilindro hasta lograr girarlo y abrir la puerta.

Ambos métodos requieren un nivel de preparación muy alto por parte de los profesionales de la seguridad, y de un tensor, que suele venir siempre junto a la ganzúa.

¿Ganzúa o llaves de percusión?

Lamentablemente, y tal como lo comentan los cerrajeros Portugalete, el principal problema con las ganzúas es que no existe una legislación real que impida su comercialización a personas ajenas al delicado oficio de la cerrajería. Es por ello que la mayor parte de los robos en España se dan por el uso de las ganzúas, o de las llaves de percusión.

Sobre este punto, ambas herramientas se utilizan para abrir cerraduras, aunque difieren mucho en la dificultad con la que se hacen merecedoras de un buen resultado.

En principio, las ganzúas son más eficientes en un mayor número de cerraduras, exceptuando los modelos que explícitamente informan ser anti-ganzúas. Sin embargo, para esos casos existen las llaves de percusión, que por medio de un tacto bastante paciente del cerrajero puede ser abierta una cerradura. Y, como se supone, existen cerraduras anti-llaves de percusión, o anti-bumping, que sí pueden ser abiertas por ganzúas.

Ambas herramientas son complementarias, y a pesar de que su uso con fines delictivos ha aumentado, aprender a utilizarlas correctamente es una labor intensa que suele duras más de 2 años de estudio. Un tiempo que sólo los cerrajeros más capaces pueden permitirse.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top