España

Gran conmoción en la despedida Dámaso y Rubén en Laredo

En Laredo la gente se sumó con gran conmoción a la despedida que les hicieron a los dos chicos que se ahogaron en el mar dentro de un coche siniestrado que era conducido por uno de los jóvenes fallecidos.

Dámaso estaba aprendiendo a conducir y no tenía carnet de circulación, por lo que al ver a un funcionario de la Guardia Civil, lo traicionaron los nervios y aceleró el coche en vez de accionar los frenos.

Este martes Laredo dio su último adiós a los jóvenes Dámaso y Rubén fallecidos en un lamentable suceso que consternó a todos los ciudadanos del pueblo, quienes acompañaron a sus familias con su abrazo solidario en la iglesia donde se celebró el funeral de los jóvenes de 17 y 18 años fallecidos el domingo pasado, en el puerto deportivo de dicha localidad.

Se conoció que este accidente vial el menor de los jóvenes era quien conducía el coche y al asustarse, se equivocó y aceleró el auto, el cual se despeñó al menos cuatro metros por estarse presentando marea baja, cayó al agua y se hundió en el mar hasta una profundidad de seis metros.

Mientras que el sobreviviente en este accidente con saldo de dos fallecidos, es Mario quien intentó rescatar con vida a sus amigos pero no pudo hacer nada por ellos. El joven ahora puede enfrentar hasta cuatro años de prisión por posible acusación de dos homicidios por imprudencia, pese que no era quien conducía el coche siniestrado.

Mario está libre pero con cargos por cooperador de doble homicidio por imprudencia, ya que el domingo pasado éste le prestó su turismo a Dámaso otro chico de 17 años, quien no tenía carné de conducir. Los jóvenes paseaban a la una de la madrugada por las inmediaciones del puerto deportivo de Laredo en Cantabria.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top