Comunicados

Colgadores para bicicletas, el soporte perfecto para el amante del ciclismo

Mantén tu bicicleta impoluta y, a la vez, aprovéchala como elemento decorativo.

Hacer deporte es ganar en salud. Mantener una rutina semanal que nos obligue a hacer ejercicio y mantener el tipo es algo que nos da años de vida por mucho sudor que nos haga dejar en el camino. Muchos optan por los socorridos gimnasios para descargar un poco de adrenalina entre máquinas y carreras al final o al principio de la jornada; pero probar con deportes comunes es una opción a tener en cuenta si te aburre la monotonía de estos centros.

Algunos apuestan por el fútbol, otros por el pádel, y un sector bien grande por el ciclismo. Los que gustan de conocer nuevos lugares, disfrutar de un buen paisaje y poner a prueba sus límites de resistencia encuentran en los pedales unos grandes amigos con los que hacer incontables kilómetros. Es un deporte duro, y puede que frustrante al principio; pero la satisfacción de hacer rutas con imponentes cifras de kilometraje es algo que eleva el ánimo a cualquiera.

Tiene sus riesgos, como casi cualquier otra modalidad deportiva; sin embargo, quedan tapados por la gran cantidad de beneficios que aportan a la salud. El ciclista constante tiene un corazón más fuerte, unos músculos más tonificados y endurecidos (sobre todo en el tren inferior), un mejor riego sanguíneo, menor índice de colesterol, defensas aumentadas, perfeccionamiento de la coordinación entre una larga ristra de bondades.

Se fomenta el cuidado de uno mismo, pero a la vez también se debe fomentar el cuidado de los utensilios para poder continuar con esta práctica. Aunque no lo parezca, una bicicleta requiere atención y mantenimiento; desde un correcto guardado con un Colgador bicicletas hasta la revisión de las cadenas o los frenos para evitar posibles accidentes. Hay que tener en cuenta que, en el fondo, son un medio de transporte y su correcto estado incide en nuestra seguridad.

El cómo permanece un ciclo cuando no se usa es un punto importante. Recurrir a soportes adecuados evita que este se puede caer, que se dañe su cuadro o cualquier componente que impida que funcione como es debido. Y para unos pocos, también es una buena forma de presumir de ese deporte que tan bien se les da. Una bici colocada en un lugar estratégico puede lucir mucho si se sabe cómo hacerlo.

Hay muchos tipos de colgadores, la gran mayoría de pared. Algunos sirven para colocar la bicicleta entera y fijarla junto a otros útiles indispensables para el ciclista (casco, zapatillas, etc.); otros incluso convierten al conjunto en algo totalmente ornamental y hasta vanguardista, ¡los hay que hasta sirven de estantería para libros! Pero todos ellos tienen un objetivo, que no le suceda nada a este vehículo sin motor cuando no está en uso.

Si tienes un modelo montado pieza a pieza por ti mismo y te sientes especialmente orgulloso, o incluso si lo que quieres es gastar especial cuidado con tu veterana adquisición, seguramente ya estés familiarizado con estos mecanismos. En caso de no estarlo, te adelantamos que si quieres cuidar bien de tu bici, no tardes mucho en hacerte con uno; ya no solo por la protección que ofrece, sino por la comodidad que supone para el usuario.

Los colgadores de pared son una buena manera de organizar todos los utensilios necesarios para el ciclista. Los más sencillos solo recogen la bicicleta, pero los más avanzados ofrecen sitio para absolutamente todo, ya sea el casco como el maillot, las zapatillas y hasta la botella con bebida para el trayecto. Son una pieza perfecta para dar forma a ese rinconcito que tienes como santuario para tu saludable afición.

Hay quienes los consideran algo innecesario, y también quienes prefieren hacer uno por su propia cuenta en lugar de comprarlos. Nuestro consejos es siempre buscar los de las marcas más famosas, como Meollo, y las que mejor crítica tengan por parte de usuarios y aficionados. La calidad y la seguridad que brindan es algo difícil de alcanzar por algo casero; aunque jamás puedan alcanzar el mismo nivel de personalización.

Por supuesto, la opción de prescindir de ellos es algo que el amante del ciclismo no debe contemplar. Dejar algo tan importante para este como es su bicicleta tirada en el suelo o apoyada sin soportes en la pared puede hacer que se dañe y, como decíamos antes, repercuta en la seguridad a la hora de utilizarla.

No solo vas a estar más seguro si tomas las suficientes precauciones cuando circulas, también lo estás si esas dos ruedas sobre las que vas montado funcionan como deben y tienen el cuidado que merecen. Puede que a veces un colgador con una bicicleta quede genial en una salita (para gustos los colores); pero nunca hay que olvidar que el trasfondo va mucho más allá de la estética.

 

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top