Internacional

Autoridades francesas reconocen existencia en el mercado de huevos contaminados con fipronil

Stéphane Travert, ministro francés de Agricultura, confirmó este viernes que más de 200.000 huevos importados de Holanda y Bélgica, posiblemente contaminados con fipronil, un insecticida de amplio espectro, han sido comercializados en el mercado francés, aunque descartó que exista cualquier riesgo a la salud de los consumidores.

Las declaraciones del ministro de Agricultura se dan en medio de una crisis que ya se ha extendido a gran parte de Europa, aunque ha querido minimizar el impacto de lo acontecido explicando que en abril de este mismo año se vendieron cerca de 196.000 huevos contaminados sin que hubiera algún impacto en la salud de las personas que los consumieron.

Travert en las declaraciones ofrecidas a la emisora RMC, señaló que los niveles de contaminación presentes en los huevos no presentan riesgo alguno para el consumidor, sin embargo hizo un llamado a las empresas, si así lo desean a descartarlos o destruirlos; Los huevos un pueden ser comercializados, por el momento, mientras la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria realice las investigaciones pertinentes.

Si los resultados de la investigación arrojan que no hay ningún riesgo para la salud de los humanos, las empresas que poseen estos huevos contaminados podrán colocarlos nuevamente a la venta, indicó el ministro.

Hasta el momento en 16 países europeos se han presentado casos de huevos contaminados con fipronil, además de Francia países como Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Suecia, Polonia, Rumanía, Reino Unido Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca ya han informado la existencia en sus mercados de este producto contaminado proveniente de Bélgica y Holanda. No se descarta que otros países también se vean afectados; España ha informado que no posee ningún lote de huevos contaminados.

El fipronil es un insecticida desarrollado en la década de los 80, cuyo uso se extendió a principio de los 90, siendo utilizado fundamentalmente en la fumigación para combatir problemas en animales domésticos y de granja, como moscas o piojos en el ganado bovino o incluso garrapatas. Su uso está prohibido por la Unión Europea en animales destinados a la cadena alimentaria.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top