Comunicados

Algunas ventajas de viajar en septiembre a Formentera

Aunque la hermana pequeña de las Baleares dispone de tan solo 85 kilómetros cuadrados, los turistas no encuentran en ello un impedimento para acudir en masa durante los meses de verano. En este sentido, el Instituto d’Estadística de les Illes Balears (Ibestat) calcula que en julio de 2016 llegaron a Ibiza y Formentera más de 582.000 visitantes.

¿Quiere esto decir que el viajero no pueda disfrutar de la isla en la época estival? Por supuesto que no. A lo largo de sus más de 20 kilómetros de playas paradisíacas hay sitio bastante para que todos los turistas se regocijen, con el suave clima mediterráneo y también con el extenso horario de luz solar. Con todo, existen razones para pensar que, más allá de julio y agosto, septiembre es el mes por excelencia para aprovechar unas buenas vacaciones en Formentera.

En primer lugar, el hecho de que la temporada alta finalice significa que los precios, en general, son más reducimos. De esta manera, el ahorro en vuelos y alojamiento puede ser considerable. Si a esto le sumamos alguna oferta de última hora, lanzadas por hoteles o empresas para completar alojamiento o actividades, tendremos suficiente motivo para coger nuestros días de vacaciones en septiembre.

Por otro lado, no debemos preocuparnos por los servicios turísticos de la isla, donde la mayoría de establecimientos continúan abiertos. La única diferencia será la mayor disponibilidad de estos, desde restaurantes hasta apartamentos, pasando por compañías dedicadas a deportes acuáticos.

Como consecuencia, tendremos mayor facilidad a la hora de improvisar nuestro día a día. Eso sí, algo que conviene planificar es una solución para el transporte, alquilando un vehículo privado en alguna de las empresas de la isla. En este sentido, una buena opción es recorrer Formentera en moto Cooltra, una compañía que dispone de servicio de reserva en tienda y online, y que además ofrece viajes en ferry entre Ibiza y Formentera. Por si fuera poco, pensemos que una Scooter es una herramienta útil y cómoda que nos permitirá ahorrar en combustible, así como acceder a las calas más inaccesibles.

Regresando a los motivos para viajar en septiembre, esquivar el gentío típico de los meses estivales es uno de los más obvios. Este aspecto conlleva una doble ventaja: por un lado, la oficina estará desangelada durante agosto; por otro, camparemos en las playas de Formentera a nuestras anchas.

Por último, no nos podemos olvidar del clima, más suave al comienzo del curso (entre 2 y 5 º C menos que el de julio y agosto). Evitar el calor extremo nos permite, más allá de pasar el día junto al mar, programar visitas culturales a distintas localidades de la isla.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top