Comunicados

Alberto Sanjurjo Alvarez, el arquitecto que tocó el cielo de Madrid

Arquitectura vanguardista e innovación son dos conceptos unidos por un mismo autor, que participa en el desarrollo arquitectónico de la capital española.

Valdebebas es un barrio madrileño que se empezó a habitar en 2013 y tres años más tarde ya contaba con más de 6.000 vecinos. Ubicado entre Barajas y Hortaleza, el barrio de Valdebebas es el elegido para albergar la Ciudad de la Justicia de la capital del reino, y hoy en día ya es la sede de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, lo que lleva a entrenar en él a los jugadores de uno de los clubes más famosos del mundo, dando al lugar un sabor muy especial.

En este barrio, que también alberga uno de los más importantes pulmones verdes de la ciudad, el arquitecto Alberto Sanjurjo Alvarez, diseñó y llevó a cabo varias infraestructuras así como un bloque de edificios que ya es emblema de este lugar y lleva el nombre de El cielo de Valdebebas, puesto que es en el cielo donde se corona esta obra.

El edificio es de corte modernista, muy elegante; y tanto el bloque en sí mismo, como la infraestructura, consta de jardín y piscina comunitaria, una zona de juegos para los más pequeños y un lugar donde los vecinos pueden sentarse a tomar el fresco. Esta obra constituye toda una oda a la modernidad que no olvida el factor medioambiental, no en vano el edificio posee el certificado B de eficiencia energética, lo cual le da un nuevo valor, quizás uno de los más preciados en la actualidad, mucho más cuando la estética lo realza.

Características arquitectónicas del cielo de Valdebebas

Alberto Sanjurjo Álvarez es un arquitecto al que le agrada afrontar nuevos retos y en Madrid ha dejado una huella de indudable valor, dado que hoy en día trabaja mucho más en Oriente Medio, donde se está convirtiendo en un referente que consigue aunar las coordenadas de la arquitectura árabe con sus constantes creaciones, en las que parece de querer tratar de confluir la rotundidad de la eficacia con el valor de la experiencia.

El cielo de Valdebebas, este proyecto del arquitecto Alberto Sanjurjo Álvarez, destaca por sus cerramientos, de gran aislamiento acústico, muy necesarios en ciudades como Madrid y en este caso en concreto, tan próximos a lugares con mucho tráfico.

Las veintisiete viviendas que conforman el Cielo de Valdebebas están equipadas con las más altas tecnologías, y constan de una doble orientación, lo que también permite un mayor ahorro energético, así como poder disfrutar de unas grandes vistas por parte de los vecinos que ocupan unos pisos que constan de tres habitaciones y dos baños, los equipamientos básicos para una familia media europea. El bloque de pisos, con un total  de quince plantas sobresale en el entorno del barrio y se erige como un pequeño rascacielos que le confiere identidad.

El arquitecto a través de su empresa SI arquitectos, ha obrado en Madrid también en obras menores y no por ello menos decisivas, como el Restaurante La Lola.

Participar en el desarrollo de una ciudad es algo a lo que quieren contribuir todos los arquitectos, los mejores, no solo para dejar su sello personal, si no para diseñar la ciudad en la que les gustaría vivir y en la que desean que vivan sus conciudadanos.

Sanjurjo Alvarez ya había dejado su legado en ciudades tan distintas como Toledo, Málaga, Guadalajara o Córdoba, donde construyó bloques de edificios totalmente identificables, así como hoteles de grandes dimensiones donde se pueden hospedar miles de personas. Tocando el cielo de Valdebebas, Sanjurjo Álvarez, ha tocado el cielo de Madrid, que es la ciudad con un emblema que casa perfectamente con la obra de este arquitecto audaz; Madrid me mata.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top