Comunicados

5 ideas para redecorar tu oficina: el mobiliario

Si ha llegado el momento en el que sientes que tu oficina necesita ser renovada, sigue leyendo: te damos algunas ideas y consejos para que tu oficina vuelva a ser ese lugar elegante y moderno que ayuda a la concentración y permite la productividad.

Una oficina es una espacio particular, en el que se pasan muchas horas de nuestra vida. Lo ideal es que sea un ambiente agradable, moderno, donde los empleados se sientan cómodos y por eso, las empresas que cuidan a su personal procuran que la decoración sea lo  más agradable posible. El bienestar general se verá sin lugar a dudas reflejado en la productividad,

y una empresa inteligente sabe que su activo más importante son sus empleados.

A la hora de redecorar, buscamos crear un espacio dinámico, cómodo y práctico. Claro que cada oficina será distinta dependiendo la cantidad de gente que allí trabaja cada día, el espacio que se tiene a disposición y la distribución que se hace de él. Una vez que el tema de la distribución está resuelto, hay que pensar en los muebles y en cómo elegirlos. Pero antes hay que definir exactamente de qué hablamos cuando hablamos de mobiliario: pues de todo el conjunto de muebles pertenecientes a un determinado espacio o lugar que en nuestro caso, servirán específicamente para el soporte de los empleados y sus respectivas tareas.

Si estás pensando que ha llegado el momento de actualizar tu oficina y cambiar el mobiliarios, seguiremos algunos consejos claves de nos proporciona Dauro, una de las más conocidas tiendas de muebles de oficina en Granada.

  • La distribución de los muebles: el espacio debe ir acorde con las necesidades. Disponer de una buena distribución y ubicación de los muebles de oficina hará que el ambiente sea más agradable.
  • El trabajo actual requiere de tecnología y hay que estar a la altura. Es fundamental para que la productividad no se vea disminuida, que el mobiliario -y no sólo los empleados-  también sepa adaptarse a las necesidades tecnológicas que cambian y se desarrollan a diario. Una óptima idea es buscar, por ejemplo,  mesas de oficina que tengan todo lo necesario para adaptarse perfectamente a estos cambios.
  • Funcionalidad y confort, pueden ir de la mano: cuando intentamos hacer cambios que mejoren el entorno laboral, tenemos que pensar que la oficina es un espacio donde tanto empleados como clientes o visitas tienen que sentirse a gusto, y esta comodidad no tiene por qué estar peleada con la funcionalidad. Por eso hay que pensar en texturas y colores que favorezcan ambos aspectos.
  • ¿Cuáles son los muebles fundamentales? Las sillas, los escritorios, los armarios, las mesas de dirección, las mesas para juntas y reuniones, sillones, módulos de almacenaje, etc. Para cada uno de ellos hay que considerar el material, el tamaño en función del espacio que se dispone, el color y por supuesto, la calidad.
  • ¿Qué tipo de materiales podemos elegir y qué aporta cada uno? Los muebles de madera, son elegantes y clásicos, ofreciendo en cualquiera de sus acabados (teca, cerezo, roble) calidez y distinción. Jamás pasan de moda. Los muebles de plástico son ligeros, móviles, fáciles de limpiar y de lavar. El mobiliario de metal, que tanto  varía en función de distintas dureza y firmezas, es muy utilizado por ejemplo combinado con el vidrio para oficinas que no tienen tráfico pesado y son el emblema del mobiliario moderno.

Y de todas las piezas que forman el mobiliario de la oficina destacamos la importancia de las sillas, que quizás sean la pieza más importante de todo el mobiliario de la oficina ya que los empleados pasan mucho tiempo sentados. Una buena silla permitirá que el cuerpo adopte un postura natural, evitando dolores y molestias y permitiendo un trabajo eficiente. Es por esto que el asiento debería ser ancho para que la gente pueda sentarse cómodamente y sentir además que hay cierto espacio alrededor. La altura de la silla debería ser ajustable, porque no todo el mundo mide lo mismo, y la parte delantera no debe estar bajo ningún concepto inclinada hacia arriba.

Es fundamental que una buena silla ofrezca soporte a la zona lumbar, la parte baja de la espalda. Si la silla permite regular la inclinación para ajustarla a la comodidad personal, el problema está zanjado. También son muy importantes los apoyabrazos; la ergonometría nos indica que lo ideal es que el brazo forme un ángulo de 90º.

Con todos estos consejos, redecorar la oficina no será tarea difícil. De todos modos y aunque tengamos ideas claras de lo que queremos, lo ideal es contactar profesionales que puedan ayudarnos a conseguir nuestro objetivo, indicándonos el mejor modo para lograr que el ambiente de la oficina sea el adecuado para conseguir los mejores resultados y apuntar al éxito.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top